Alcoholemia.- La conducción bajo la influencia de Bebidas Alcohólicas puede suponer un Delito contra la Seguridad Vial si superamos, (en la mayoría de los casos), los 0,60 mg/l. por aire expirado o 1,2 g/l. de alcohol en sangre.

 

    Es evidente que resulta necesario probar, por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el grado de alcohol existente en el organismo. Igualmente deberá probarse que el mismo ha influido en el modo de conducción, alterando sus facultades físicas y psíquicas. Para ello se realizan Pruebas de alcoholemia.

 

     Es importante saber que si tras una primera prueba de alcoholemia efectuada, el resultado fuere positivo, tenemos Derecho a:

 

  • Efectuarse una nueva prueba de alcoholemia pasados, como mínimo, 10 minutos.
  • Solicitar un análisis de sangre, si consideramos que los resultados pueden estar viciados. Ojo, si el resultado arrojado por éstos es positivo, tendremos la obligación de abonar los gastos derivados de su realización. Si por el contrario, el resultado fuere negativo, los gastos ocasionados correrían a cuenta de la Administración.

 

    La No realización de la Prueba de Alcoholemia, (obligatoria, por otro lado, y ampliada a la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas), está tipificada en nuestro Código Penal, por lo que resulta obligada su ejecución, ahora bien, negarse a someterse a dicha prueba en controles preventivos de alcoholemia, sin la existencia de ningún indicio de estar afectado por el alcohol, no constituirá Delito aunque sí será constitutivo de una Infracción Administrativa Muy Grave.



     Sea como fuere, de arrojar resultados positivos, el vehículo, (salvo la presencia de otros ocupantes con carné y en perfectas condiciones para la conducción –se les realizará prueba de alcoholemia-, o la llegada ulterior de familiar o amigo en perfectas condiciones), quedará inmovilizado.

 

Curiosidad.- La obligatoriedad de sometimiento a estas pruebas comprenderá tanto a conductores de vehículos a motor como Bicicletas...

 

     Por término general, estos asuntos suelen ser tramitados mediante Juicio Rápido, existiendo un escaso margen de tiempo para su preparación, para ello, No demore el contacto con nosotros, en Burguillo Abogados le asesoraremos en estos aspectos, buscando la solución más beneficiosa para Ud. No dude en consultarnos.

 

 


     Drogas.- En este punto nos encontramos ante Delitos contra la Salud Pública. Deberán considerarse varios aspectos, siendo La Especialización en estos temas Clave para resolverlos satisfactoriamente. El Despacho de D. José Luis Burguillo García, Abogados, le ofrece su experiencia en estos Campos para solucionarlos de la manera más beneficiosa para Ud. 

 

     Los Arts. 368 y ss. de nuestro Código Penal tipifican estos Delitos, veámoslo:

 

  • El Art. 368 establece las conductas delictivas básicas punibles: cultivo, elaboración, tráfico, promoción, facilitar el consumo... 
  • El Art. 369.1.6 agrava la pena al tratarse de cantidades de notoria importancia, (lo veremos más abajo).
  • El Art. 376 permite una reducción en la pena si nos encontramos ante drogodependientes, y siempre que la cantidad no fuere de notoria importancia o extrema gravedad.
  • El Art. 379.3 agrava la pena, (por extrema gravedad), sobre las conductas del 368 si éstas excediesen de las cantidades consideradas de notoria importancia.


     Partiendo de la base de que nuestro Código Penal no establece la distinción entre estupefacientes y sustancias psicotrópicas, deberemos acudir a los Convenios Internacionales para entender qué son.

 

-Estupefacientes.- Sustancias destinadas a mitigar el dolor, cuyo uso indebido provoca toxicomanía. Ejemplos: cannabis, (hachís, aceite de hachís y marihuana), cocaína, heroína, metadona, opio y morfina.

 

-Psicotrópicos.- Sustancias que provocan dependencia y estimulación o depresión del sistema nervioso central, (provocando alucinaciones, trastornos de la función motora o del juicio o del comportamiento o de la percepción o del estado de ánimo). Ejemplos: LSD, MDMA, (éxtasis), Anfetaminas...

 

     Entendido lo precedente, podemos diferenciar varios bloques en función de la cantidad incautada.

 

    Según el Tribunal Supremo, son “insignificantes” las siguientes cantidades:

 

    • 0.05 grs. De heroína, (Sent. 12/sep/94)
    • 0.06 grs. De heroína, (Sent. 28/oct/96)
    • 0.02 grs. De heroína, (Sent. 22/ene/97)
    • 0.10 grs. De cocaína, (Sent. 22/sep/00)
    • 0.02 grs. De cocaína, (Sent. 11/dic/00)
    • Compartir dosis de tratamiento de metadona, (Sent. 18/jul/01)

 

     Los límites entre tipicidad y atipicidad lo marcan las siguientes cantidades según un Acuerdo no Jurisdiccional de Sala mantenido por el T. Supremo:

    • Heroína.- 0.66 mg.
    • Cocaína.- 50 mg.
    • Hachís.- 10 mg.
    • LSD.- 20 mg. 
    • MDMA, (extasis).- 20 mg.
    • Morfina.- 2 mg.

 

     No debemos pasar por alto que estas cantidades son simples referencias, y susceptibles de matización en cada caso, (al igual que las críticas recibidas al considerarse éstas demasiado bajas). Del mismo modo el porcentaje de riqueza de la sustancia debe ser tenido en cuenta al estimarse o no la comisión del Delito.

 

     En el mismo orden de cosas, las cantidades consideradas de Notoria Importancia, (Art. 369.1.6), son:

    • Heroína.- 300 gr.
    • Cocaína.-750 gr.
    • Hachís.- 2.5 kg.
    • Aceite de Hachís.- 300 gr.
    • LSD.- 300 mg. 
    • MDMA, (extasis).- 240 gr.
    • Morfina.- 1.000 gr.
    • Metadona.- 120 gr.
    • Marihuana.- 10 kg.
    • Anfetaminas.- 90 gr.

 

     Sobre estas cantidades cabría establecer objeciones; entre ellas que, en su día, el T. Supremo, (Sent. 9/may/07), matizó un margen de error de un 5 % ante el análisis de la sustancia intervenida.

 

     En lo que respecta a las Cantidades Consideradas de Consumo Propio debemos matizar que la mera posesión de drogas no sería constitutiva de Delito, dado que se podría utilizar para consumo propio o compartido, (adquirida por varias personas puestas en común). Según reiterada Jurisprudencia se considera que una persona es “consumidora habitualsi adquiere para sí mismo la cantidad necesaria para 5 días, esto es:

      • Heroína.- 3 grs.
      • Cocaína.-7,5 grs.
      • Hachís.- 25 grs.
      • LSD.- 3 mgrs. 
      • MDMA, (extasis).- 1.440 mgrs.
      • Marihuana.- 100 grs.
      • Anfetaminas.- 900 mgrs.

 

     Para poder diferenciar entre mera posesión para autoconsumo y el Tráfico de Drogas, El T. Supremo ha considerado, (a modo ejemplificativo), los siguientes indicios:

  • Cantidad y Variedad de Droga intervenida al acusado, las cuales deberán exceder, con mucho, la cantidad normal para un mero consumidor.
  • Ejercer labores de vigilancia en un lugar de compra y venta.
  • Falta de acreditación de la condición de consumidor drogodependiente.
  • Cantidad de dinero intervenida.
  • Cantidad intervenida supera ampliamente la dosis diaria, (22 dosis).
  • Realización de numerosas visitas al domicilio de un sospechoso reincidente por tráfico de drogas. Visitas de escasa duración temporal, sin razón aparente alguna y por diferentes y variadas personas.
  • Arrojar, ante la llegada de la policía o guardia civil, al suelo algo, observándose por los agentes, sin confusión, que lo arrojado en ese punto era droga.
  • Etc.

 

     En Burguillo Abogados, somos conocedores de la complejidad de estos extremos relacionados con la Droga. Complejidad que es superada a través de la Experiencia en la asunción de este tipo de asuntos. No dude en ponerse en contacto con nosotros, resolveremos sus dudas y asesoraremos ante estas situaciones complicadas.

 

 

;