Todo comprador de una vivienda posee una serie de Garantías que deben ser aplicadas a toda edificación, protegiendo así no solo a particulares, sino a Comunidades de Propietarios igualmente.

 

    La Ley de Ordenación de la Edificación establece tres tipos de plazos, (y por ende, grupo de defectos), que podemos diferenciar del siguiente modo:

 

  • Un Año.- Para los conocidos como Perjuicios Estéticos, esto es, defectos de terminación o acabado.
  • Tres Años.- Para aquellos defectos de Humedades o que afecten a la Estanqueidad de la vivienda o edificio.
  • Diez Años.- Para los llamados Defectos que amenacen Ruina, es decir, aquellos perjuicios que afecten a la cimentación, muros de carga, forjados... y otros elementos estructurales que terminen comprometiendo la estabilidad del edificio o vivienda.

 

    Sea como fuere, lo mejor, (de cara a un futuro), es contratar a un Profesional que perite los daños habidos, y emita informe al efecto.

 

    En Burguillo Abogados le asesoraremos sobre la mejor forma de encauzar estos asuntos, (ya sea Extrajudicial o Judicialmente), contando con profesionales cualificados para ofrecer una diagnosis y cuantificación de los daños habidos.

 

 

;